martes, 8 de enero de 2013

Roscón de Reyes perfecto

¡¡¡Por fin he hecho mi primer Roscón de Reyes!!!
El año pasado quería prepararlo, pero después de los excesos de las fiestas navideñas, mi marido me dijo que no lo hiciera porque él se quería poner a dieta. Así que miré con pena a mi recién adquirida panificadora y tuve que explicarle que en nuestras primeras navidades juntas, no prepararía ese dulce con ella. Al final, mi marido no pudo resistir la tentación y compró un Roscón mediano. Yo me quedé un poco resentida porque realmente me hacía mucha ilusión hacer el Roscón con mis propias manos.
Me propuse que este año nada ni nadie me impedirían hacerlo y un par de meses antes de las navidades ya compré la fruta escarchada. El agua de azahar la tenía en el frigorífico desde las navidades anteriores. Y en el mes de febrero adquirí mi querida thermomix (desde entonces, la pobre panificadora ha pasado a un segundo plano en mi cocina). Así que sólo quedaba investigar para encontrar una receta perfecta de Roscón. Una que estuviera más que testada por cientos de personas que dieran fe de que los roscones salían perfectos.
Y elegí la receta que será para siempre conocida como la receta de "Roscón de Reyes de Prado Camacho". Prado es una señora que tuvo la amabilidad de compartir su saber hacer con los miembros del grupo de Facebook de Ana Sevilla, al que pertenezco. ¡Gracias Prado!
La receta original da para hacer tres roscones medianos o dos inmensos, así que yo la adapté para hacer sólo uno. Os dejaré las dos versiones, ya que hay mucha gente que prepara los roscones a mansalva para llevar a padres, suegros, cuñados, amigos, compañeros de trabajo, etc., pero hay gente como yo que sólo quiere hacer un rosconcito minifamiliar para quitarse el deseo, como suele decirse, y poder afirmar que en su casa no ha faltado este tradicional dulce.
La receta es buenísima y es la que repetiré todos los años porque la veo perfecta y no le encuentro sentido a practicar con otras cantidades, cuando esta receta me ha parecido que cumple con creces todos los objetivos.
El resultado es un Roscón jugoso, que está buenísimo al día siguiente, nada seco. Me atrevería a decir que está incluso más bueno que los roscones que adquirimos en supermercados, sin ninguna duda.

¡¡IMPORTANTE!! Si finalmente os decidís a preparar vuestro propio Roscón, leed la receta hasta el final antes de poneros manos a la obra. Esto es importante para cualquier receta, pero en este caso lo es aún más, puesto que es importante no saltarse pasos ni cambiar el método para que nos salga un Roscón perfecto.
El único inconveniente es que debemos prepararlo con la suficiente antelación para que el roscón esté listo el día que queramos, ya que lleva dos levados de la masa y eso requiere su tiempo, que dependerá básicamente del frío que haga en casa. No es lo mismo preparar un roscón en invierno en una casa sin calefacción, que en una casa en la que haya calefacción y la temperatura sea alta. A mayor temperatura, menor será el tiempo de levado, y viceversa.
Si los roscones son pequeños o medianos, los hornearemos a media altura, pero si son grandes lo mejor será poner la bandeja un poco más abajo, en la ranura anterior, porque al subir la masa se acercará en exceso a la resistencia y corremos el riesgo de que el roscón se queme.



Aquí va la receta:

Ingredientes para tres roscones medianos o dos grandes:

- 230 gr. de azúcar
- 240 gr. de leche
- 100 gr. de aceite de girasol
- 70 gr. de levadura fresca de panadería (o tres sobres de levadura de panadería seca)
- 3 huevos medianos
- la piel de una naranja y la piel de un limón (sin nada de blanco)
- 50 gr. de agua de azahar
- 800 gr. de harina de fuerza
- Fruta escarchada y azúcar humedecido para adornar

Ingredientes para un roscón mediano:

- 75 gr. de azúcar
- 80 gr. de leche
- 35 gr. de aceite de girasol
- 25 gr. de levadura fresca de panadería (o un sobre de levadura de panadería seca)
- 1 huevo mediano
- la piel de media naranja y de medio limón
- 15 gr. de agua de azahar
- 270 gr. de harina de fuerza
- Fruta escarchada y azúcar humedecido para adornar

Preparación:

Pulverizamos el azúcar 20 seg., vel. 10.
Echamos las pieles de la naranja y el limón y pulverizamos 10seg., vel. 10.
Incorporamos la leche y calentamos 4 min., temp. 37º, vel. 1.
Añadimos la levadura, los huevos, el aceite y el agua de azahar y programamos 10 seg., vel. 4.
Agregamos la mitad de harina y mezclamos 15 seg., vel. 6.
Incorporamos el resto de harina y amasamos 3 min., vel. espiga.
Dejamos fermentar la masa en el vaso hasta que salga por el bocal (si preparamos la receta con las cantidades para hacer un sólo roscón, obviamente no saldrá la masa por el bocal).
Bajamos con la espátula y amasamos 1 min., vel. espiga.
Sacamos la masa y la dividimos en 2 ó 3 porciones, para hacer dos roscones grandes o tres medianos. Si hemos usado las cantidades para un sólo roscón no tenemos que dividir la masa.
Nos untamos las manos de aceite, hacemos una bola con uno de los trozos de masa y la ponemos sobre papel de horno.
Hacemos un hueco en el centro y le damos forma de roscón estirando hacia los lados.
Pintamos con huevo batido y dejamos que doble su volumen. Cuando haya levado, lo adornamos y lo metemos en el horno, precalentado a 180º, calor arriba y abajo. Horneamos durante 20-25 min. El tiempo dependerá del tamaño de los roscones y de nuestro horno (no todos calientan igual). Yo he tenido suficiente con 18 minutos para hacer uno mediano.
A partir de los 12-15 minutos hay que estar pendiente del horneado, ya que fácilmente se quema por encima. Por tanto, si vemos que ya tiene un color morenito, lo mejor es cubrir con un papel de aluminio para evitar que siga tostándose.
Durante el horneado es conveniente meter en el fondo un recipiente con agua para que el roscón salga más esponjoso.
El Roscón de Reyes se puede comer tal cual o podemos rellenarlo con lo que más nos guste: nata, trufa, ganaché de chocolate, crema pastelera, dulce de leche, etc.
Os recomiendo esta increíble receta. En casa no volveremos a comprar el Roscón de Reyes.

14 comentarios:

  1. Hola guapa! Me ha gustado tu blog. Me quedo por aquí. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Anamari! Estás en tu casa ;-)

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Verás qué bueno! Gracias por comentar ;-)

      Eliminar
  3. Mmmmmm solo pensar en roscon en pleno junio me da una alegría y unas ganas de catarlo tremendas!
    Gracias por compartirlo y felicidades por tu blog, muy bonito, completo y bien explicado :D
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Me alegro mucho! Gracias por comentar!

      Eliminar
  5. Para hacer el roscón mediano, echamos el sobre entero de levadura liofilizada para 270 de harina?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Helena! La receta es de Prado Camacho y ella usa esas cantidades para tres roscones. Por tanto, sería un sobre para hacer un roscón mediano. Es verdad que es mucha levadura para esa cantidad de harina. Si lo prefieres podrías reducir la levadura a medio sobre y dejar levar la masa el tiempo necesario para que aumente su tamaño. Seguro que también saldría bien la receta! Gracias por comentar!

      Eliminar
  6. Que ricos!
    Despues del primer levado podria dejar la masa hecha una bola metida en la nevera
    y hacer el siguiente levado al día siguiente?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, claro! En ese caso, al día siguiente, la masa estará fría y posiblemente tardará más en hacer el segundo levado. Tenlo en cuenta para calcular el tiempo que necesitas para que leve bien :)

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Este año he reducido la cantidad de levadura para probar y sale perfecto .He puesto 50 gr en vez de 70

    ResponderEliminar
  9. Este año he reducido la cantidad de levadura para probar y sale perfecto .He puesto 50 gr en vez de 70

    ResponderEliminar