lunes, 11 de febrero de 2013

Gofres belgas

No todo el mundo tiene una gofrera en casa, pero sí es verdad que cada vez hay más hogares que disponen de una, ya que es fácil encontrarlas y su precio no es elevado.
Yo compré una hace un año, aproximadamente, y si os gustan los gofres le vais a sacar bastante partido.
La mía es de la marca SilverCrest de los supermercados Lidl y me costó 16 euros.
La ponen en venta varias veces al año y las hay de varios tipos. A mí me gustan las de gofres tradicionales, pero también ponen a la venta una cuyas placas tienen menos profundidad y sirven para hacer más bien galletas o tortitas. Como os digo, a mí me gustan las de gofres de toda la vida.
Es verdad que los gofres se venden ya hechos, pero no es lo mismo.
La verdad es que el encanto que tiene ponerse a hacer gofres una tarde de invierno no se puede comparar a la triste sensación que se experimenta al abrir una bolsa de gofres industriales.
También he probado los preparados para gofres (unos botes de polvos que se mezclan con una determinada cantidad de leche) pero no tienen nada que ver con los verdaderos. De hecho, no me gustan nada esos preparados a base de polvos.
Para hacer unos gofres que nos recuerden lo máximo posible a los auténticos gofres belgas, debemos usar azúcar perlado. Mi experiencia me dice que es casi imposible encontrarlo en las grandes superficies y las webs de venta online que he visitado y lo tienen en su catálogo, después no lo tienen en stock. Vamos, que es casi imposible de encontrar, aunque sí que puede prepararse en casa.
Si hacéis una búsqueda en google encontraréis cómo preparar el azúcar perlado, que es muy característico de este dulce y el responsable de esa sensación de masticar el azúcar cuando lo saboreamos.
No obstante, no es imprescindible para conseguir unos gofres buenos y podéis hacer gofres con azúcar blanquilla o moreno. Eso sí, siempre echaremos en falta esa sensación que sólo se consigue con ese azúcar especial.
Yo uso azúcar "demerara", que es una variedad con los granitos más gruesos, pero si se me acaba uso el que tenga a mano y, creedme, están también muy buenos.
Después de haberlos preparado de diferentes formas, la receta con la que me quedo está basada en la de La Cocinita de Beatriz. Son los que más me han gustado con diferencia y los que me han recordado más a los gofres originales, o los que yo conozco, porque no recuerdo haberme comido un gofre en Bélgica.
Os voy a dejar la receta para unos 5-6 gofres, pero podéis doblar cantidades y preparar más. Dejáis enfriar en una rejilla los que no vayáis a comer y los congeláis una vez fríos metidos en bolsas de congelación. Cuando queráis uno, basta con meterlo unos minutos en una tostadora y están como recién hechos y listos para comer.


Ingredientes:

- 250 gr. de harina de trigo
- 90 gr. de leche tibia ( ¡ojo!, que no esté caliente, sólo tibia)
- 1 sobre de levadura seca de panadería o un cubito de 25 gr. de levadura fresca
- 1 huevo
- 1 sobre de azúcar vainillado o una cucharadita de extracto de vainilla
- 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 150 gr. de azúcar (mejor si es azúcar perlado, pero no es imprescindible)

Preparación:

Si tenemos un robot de cocina, ponemos todos los ingredientes, excepto el azúcar y mezclamos. Si no tenemos robot, hacemos lo mismo a mano. Cuando estén bien unidos los ingredientes, dejamos reposar la masa durante media hora.
Pasado este tiempo, añadimos el azúcar y volvemos a mezclar. Dejamos reposar nuevamente durante 15 minutos.
Encendemos nuestra gofrera. La mía tiene 4 puntos de temperatura y yo la pongo en el punto 2. Cuando se enciende el indicador de que ya está caliente la máquina, se pone la masa en las placas, cubriéndolas, pero sin pasarnos en la cantidad, ya que subirá (aproximadamente 100 gr. de masa por gofre).
Cerramos la gofrera durante unos minutos (3-4) y ya están listos para comer.

Si hacemos de sobra, como ya he comentado, los dejamos enfriar sobre una rejilla y luego podemos congelarlos en bolsas de congelación.

Los gofres podéis comerlos acompañados de lo que queráis: chocolate, nata, mermelada, miel, caramelo, dulce de leche, sirope de arce, etc.

7 comentarios:

  1. Madremia ....que pinta mas buena tiene este gofreeeeeeeeee..me comía uno ahora mismo !! con tu permiso me quedo a visitar tu cocina .....de buena mañana ya me has alegrado el día con esta receta ..Lastima que no tenga esa maquinita magica !! un besete
    Mila

    ResponderEliminar
  2. Hoy es la segunda vez que he hecho estos gofres con tu receta y es que me encantan! Cuando los publique ya te avisare! :)
    Besinesssss

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. La harina no es de fuerza, Ángel, si no harina normal de trigo :-)

      Eliminar
  4. Hoy hemos echo tu receta de gofres belgas y nos ha quedado estupendas!!

    Mi blog: http://petitlizy.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado esta receta Lizi Gil! Yo ahora estoy pendiente de hacerla usando las perlas de azúcar de La Azucarera que se pueden encontrar fácilmente en los supermercados desde hace unos meses. A ver qué tal sale. Gracias por comentar :-)

      Eliminar
  5. Sabe alguien como queda esta receta hecha en los moldes de horno??

    ResponderEliminar